jueves, 30 de julio de 2015

Capítulo 4: Escape frenético (Part. 1)

EXT. / CLOTHES STYLE / NOCHE

Margarita está afuera de Clothes Style, esperando el autobús que la puede acercar a la zona de Acapulco en la que vive. En eso, un auto para al lado de ella y la persona que lo conduce baja la ventanilla. Es Matt.



Matt: Oye Margarita...

Margarita (sorprendida): Matt...

Matt: ¿Ya te vas para tu casa?

Margarita: Eh, sí. Estoy esperando el autobús que me deja más cerquita de donde vivo.

Matt: Entonces sube (Le abre la puerta del asiento copiloto)

Margarita (confundida): ¿Cómo que suba?

Matt: Eso mismo. Sube. Yo te llevo hasta tu casa. Es una forma de compensarte lo mucho que me ayudaste hoy en la oficina.

Margarita: ¡Ay Matt! Es un bonito gesto de tu parte, pero no te molestes. Me da rete vergüenza contigo.

Matt: Para nada. No tienes por qué sentir vergüenza. Yo te llevo con mucho gusto. Y así te ahorras el dinero del pasaje para el autobús. ¿Qué dices?

Margarita se queda unos segundos pensativa y accede.

Margarita: Está bien (Le sonríe tímida) Pero que sólo sea por hoy. Yo no quiero pasarme de aprovechada contigo.

Matt: Yo no pensaría eso de ti, porque sé que eres una persona a todo dar y a parte somos amigos y los amigos se echan la mano. ¿No?

Margarita: (sonriendo) Je, je, je. Tienes razón.

Margarita se siente emocionada por las palabras de Matt, pero trata de disimular. La fea joven se sube al asiento del copiloto con Matt, cierra la puerta y él arranca.

INT. / CASA UZCÁTEGUI, HABITACIÓN DE MARIELA / NOCHE

Mariela está dentro de su habitación. Toma el teléfono inalámbrico de su mesita de noche y marca un número en específico. Luego de unos segundos, le contestan al otro lado de la línea.



Mariela: Sí, buenas noches detective Robles. Habla con Mariela de Uzcátegui (Hace una pausa) Quería pedirle disculpas por haber cancelado a último momento la cita de esta tarde para explicarle mi caso, del que le hablé brevemente ayer. Es que se me presentó un inconveniente (Pausa) ¿Le parece si mañana quedamos de nuevo en el mismo restaurante? (Pausa) Muy bien. Le agradezco su comprensión. Hasta mañana (Cuelga)

Mariela pone el teléfono en la base y se sienta en su cama, mientras suspira.

Mariela: Mi hija... (Dice en tono nostálgico) Ojalá me alcance la vida para encontrarla y darle el abrazo que nunca pude por culpa de Lorenza Romero, que me la quitó sin razón, sin decirme nada ni darme ninguna explicación… ¿A dónde pudiste haber ido Lorenza? ¿Por qué me quitaste a mi hija? 

La mujer se queda frustrada por los recuerdos del pasado y se enfoca el rostro preocupado de Lorenza, quien sigue internada en el hospital y recostada en su cama, sin poder dormir. Una enfermera joven entra a la habitación.



Enfermera: ¿Quiere que apague las luces, señora?

Lorenza: Sí, por favor. Gracias

La enfermera apaga las luces de la habitación y sale. Lorenza se acuesta para tratar de dormir.

INT. / DISCOTECA / NOCHE

RuPaul está en una de las mejores discotecas de Acapulco, bailando frenéticamente entre la gente al ritmo de la música electrónica que suena a alto volumen.



RuPaul: (alzando los brazos) ¡Uuuuh! ¡Soy la reina de la noche, mis niños! Síganme los pasos.

En ese momento, empieza a sonar la canción Gentleman de PSY. 



Todos en la discoteca gritan eufóricos y empiezan a bailar la canción. RuPaul no es la excepción y se mueve de una forma exageradamente ridícula y sensual, mientras tararea la letra de la canción, aunque en realidad ni ella misma sabe lo que está cantando. Los jóvenes de alrededor la miran raro.

RuPaul: (acercándosele a un hombre) Hola guapo. ¿Estás solo?

Hombre (incómodo): Eh, pues...

Una mujer joven interviene y toma de la mano al hombre.

Mujer: Él viene conmigo y es mi novio, ruca. ¿Por qué la pregunta?

RuPaul: ¡Oh santo cielo! ¿A quién culos le dijiste ruca, culi sucia?

Mujer: A usted. ¿No se ha visto en un espejo? Ya está muy pasada de años para que venga a estos sitios para jóvenes.

La gente de alrededor empieza a curiosear la discusión. RuPaul se ríe con hipocresía y acto seguido, le propina un golpe en la nariz a la mujer, que la deja sangrando. La música se detiene y todo en la discoteca queda en silencio.



RuPaul (seria): Eso es para que sepas qué tan "ruca" soy... Queridita.

RuPaul sale de la discoteca, caminando con imponencia y elegancia. Va al estacionamiento subterráneo y sube a su auto, de color púrpura. La diva enciende el motor y acelera, mientras pone a alto volumen la canción "Todos me miran".

RuPaul: (cantando desafinada) Y todos me miran, me miran, me miran, porque sé que soy JOVEN, porque todos me admiran. Y todos me miran, me miran, me miran, por que hago lo que pocos se atreverán. ¡Y todos me...!

RuPaul se detiene a cantar cuando ve más adelante hay un retén de la policía de tránsito, practicando la prueba de alcoholemia.

RuPaul: ¡Por las cuentas del rosario! ¡Es la policía de tránsito! Tengo que retroceder para que no me vean...

Pero justo en ese momento, un policía le toca la ventanilla a RuPaul. Ella hace una mueca de susto y no ve de otra que bajar la ventanilla.



RuPaul: ¿Sí, oficial? ¿Qué se le ofrece?

Policía: Estamos practicando una prueba de alcoholemia, señora...

RuPaul: ¡Señorita! (Le corrige con aire de prepotencia) ¿Qué decía mi culo oficial?

Policía: (abriendo los ojos sorprendido) ¿Cómo?

RuPaul (nerviosa): ¡Ay mil disculpas! Quise decir "chulo". Es que se me dificulta pronunciar la H con esa palabra.

Policía: En fin... Como le decía señorita, estamos practicando la prueba de alcoholemia a todos los conductores por la incidencia de accidentes que ha habido últimamente. ¿Podría usted soplar durante unos segundos aquí? (Le pone al alcoholímetro)

RuPaul: No puedo oficial (Empieza a toser) Ay... Es que no he estado bien de salud. Tengo una tos infernal. ¡Cof, cof, cof! (Tosiendo fingidamente)

Policía: Eso no es problema señorita. Sólo tiene que soplar en el alcoholímetro para saber si usted posee algún grado de embriaguez.

RuPaul: ¡Para nada! Yo estoy perfectamente sobria (Miente) A parte, no quiero contagiarle a otro conductor esta tos tan horrible. ¡Cof, cof, cof!

Policía: Es mejor que coopere y sople el alcoholímetro o me veré obligado a pedirle que se baje del auto.

RuPaul: Pero ya le dije que estoy sobria, oficial.

Policía (molesto): Baje del auto.

RuPaul: ¡Oh santo cielo! ¡Ese ladrón robó el bolso de aquella vieja! 

RuPaul le señala al policía y éste mira hacia atrás, por lo que ella aprovecha la distracción y acelera.

Policía (alertado): ¡Señorita! ¡Atrápenla! (Les grita a sus compañeros)

Los otros policías de tránsito se le interponen en la carretera a RuPaul, aunque a ella no le importa y se los lleva por delante. La diva, aterrada ve por el retrovisor el desastre que hizo.

RuPaul: (sacando la cabeza por la ventana) ¡I'm sorry mis corazones! Luego les mando rosquillas a la delegación en compensación (Les grita a los policías)

RuPaul vuelve a meter la cabeza y logra perderse de vista. La diva suspira aliviada.

RuPaul: ¡Uf! Estuve cerca.

De repente, un muchacho se le cruza en la carretera a RuPaul y ella trata de frenar, pero no lo logra y por accidente lo atropella.

RuPaul: Por todas las Drag Queens. ¿Y ahora qué hice?

RuPaul se baja muy asustada de su carro y ve al tipo que atropelló tendido en el suelo e inconsciente.

RuPaul (aterrada): ¡Lo maté! Oh santo cielo. Puedo ir presa con todo mi historial delictivo de esta noche. ¿Qué hago con el cuerpo?

RuPaul mira que alrededor no haya nadie mirándola y arrastra al hombre hasta subirlo en los asientos de atrás de su auto, haciendo un gran esfuerzo.

RuPaul: (limpiándose las manos) ¡Listo! ¡Uf! (Se limpia el sudor de la frente)

Hombre (aturdido): ¿Qué pasó?

Y de repente, RuPaul tira la puerta bruscamente, golpeando en la cabeza al hombre, que se vuelve a desmayar.

INT. / AUTO DE MATT / NOCHE



Entretanto, Margarita y Matt todavía van en el auto del segundo y siendo conducido también por él.



Matt: ¿Sabes Margarita? Ayer terminé con Andrea, mi novia.

Margarita (sorprendida): ¿Por qué le terminaste? ¿Acaso no la querías?

Matt: Sí la quiero, pero como una amiga. Aunque en un principio me llegué a sentir enamorado de ella, pero fue un sentimiento que duró poco.

Margarita: Entonces no podía ser amor verdadero. 

Matt: ¿Tú crees en eso?

Margarita: (sonriendo) Sí. Para mí el amor verdadero no se acaba, aunque sí tiene altibajos, pero no se acaba. Tal vez te suene cursi...

Matt: No, al contrario. Me parece muy interesante tu punto de vista. Muchos creen lo mismo que tú y a lo mejor te sorprenderá, pero yo también.

Margarita: ¿En serio crees en el amor verdadero?

Matt: Sí, pero a diferencia de ti, yo pienso que sí se puede acabar y hay factores que pueden determinarlo, por ejemplo los celos, la falta de confianza... 

Margarita: Es verdad. No había pensado en eso.

Matt: El punto es que sí tienes razón. Lo que yo sentía por Andrea no era nada verdadero y no tenía caso seguir llevando una relación que no tenía razón de ser. Por eso decidí terminar con ella.

Los dos se quedan en silencio. Matt detiene el auto.

Matt: Y bien. Ya llegamos a tu casa (Le sonríe)

Margarita: Qué rápido. Se me pasó el tiempo hablando.

Matt: A mí también. Me gusta mucho hablar contigo Margarita. Hasta mañana (Le da un beso en la mejilla)

Margarita se queda literalmente helada con el gesto de Matt y le sonríe nerviosa.

Margarita: Hasta mañana Matt. Muchísimas gracias por haberme traído.

La joven se baja del auto. Matt arranca y se va. Margarita entra a su casa, prende las luces y se recuesta en la puerta.

Margarita (anonadada): Me besó en la mejilla... ¡Matt me besó en la mejilla! (Sonríe muy emocionada)

INT. / CABAÑA ABANDONADA / AL DÍA SIGUIENTE

Erick está acostado en una modesta cama, bocabajo y semi desnudo, con varias contusiones notables en su rostro, las muñecas maltratadas y las piernas con morados. Eugenio está sentado a un lado de la cama, amarrándose los cordones de los zapatos, mientras se fuma un cigarrillo. Mira hacia Erick, quien está despierto y con la mirada ida.



Eugenio: (quitándose el cigarrillo de la boca) Fue una noche espectacular, ¿no te parece? (Le acaricia la espalda)

Erick no responde nada. Eugenio sonríe con picardía y se levanta de la cama, mientras arroja al cigarrillo al piso.

Eugenio: Esta noche vuelvo con los boletos para que mañana viajemos a Francia. No tienes por qué hacerlo todo tan difícil. 

Erick (indiferente): ¡Vete a la mierda!

Eugenio sólo sonríe por el insulto de Erick.

Eugenio: Ya me voy. No pienso amarrarte, ni nada, pero no te molestes en tratar de escapar, porque te va a ser imposible salir de aquí



Eugenio sale de la cabaña y deja la puerta con llave. Es una cabaña ubicada muy a las afueras de Acapulco. Una vez que Erick se queda a solas, derrama un par de lágrimas y tiene un recuerdo de niño.

FLASH BACK
PARÍS, FRANCIA


Erick y su madre van caminando por las calles de París. Él va tomado de la mano de ella y se detienen frente a una tienda de animales.

Erick: ¡Mami, mira ese gatito que hay allá! (Se lo señala a través del vidrio) ¡Yo lo quiero!

Mamá: Hijo, no podemos comprarlo. A tu padre no le gustaría. Recuerda que es alérgico a los animales.

Erick: ¡Pero yo lo quiero! (Hace un puchero) Te prometo que lo voy a tener escondido en mi cuarto y papá no lo va a ver.

La madre de Erick se queda unos segundos pensativa.

Mamá: Está bien. Lo vamos a comprar (Le sonríe a su hijo)

Erick (emocionado): ¡Sí, yupi!

Mamá: ¡Pero eso sí! Nada de tenerlo escondido en tu cuarto. Yo hablaré con tu padre para que lo reciba sin problema y lo tendremos en el jardín.

Erick: ¡Muchísimas gracias mami! ¡Eres la mejor mamá del mundo!

Erick abraza a su mamá con ternura. 

FIN DEL FLASH BACK

Erick deja de recordar, para luego tener otro recuerdo más previo de su vida, de hace dos años.

FLASH BACK

Erick toca insistentemente la puerta del estudio de su padre y gira la perilla, pero está con seguro. El joven no viste con tanta elegancia y refinamiento como en la actualidad.

Erick: (tocando) ¡Papa, ouvre la porte! ¡S'il vous plaît! (Papá, abre la puerta, por favor)

En ese momento, se escucha un disparo que proviene del interior del estudio. Erick abre los ojos como platos. Unos segundos después, llega una sirvienta con una llave. Él muy desesperado, le arrebata la llave a la sirvienta y abre la puerta, encontrándose en primer plano con una escena que lo desgarra.

Erick: (gritando) ¡Papa!

El padre de Erick se encuentra sentado en el sillón, muerto, con los ojos abiertos y con una herida de bala en  la frente. Erick no duda en correr hacia el hombre de origen japonés, y abrazarlo, mientras llora desesperado. 

Erick: (a la sirvienta) Vous appelez une ambulance ¡Rapide! (Llama una ambulancia. ¡Rápido!)

La sirvienta sale del estudio para llamar al hospital.

FIN DEL FLASH BACK

Erick deja de recordar, mientras las lágrimas caen de sus ojos, sin embargo sigue teniendo más recuerdos.

FLASH BACK

Erick sale a presentar un show en una especie de club privado en cuyo público sólo se pueden observar hombres mayores. Él usa maquillaje cargado y un abrigo largo de color azul brillante. Minutos después de su extravagante presentación, Erick entra a un cuarto oscuro sólo iluminado por una lámpara. En la cama hay recostado un viejo, que mira depravado cómo Erick comienza a desvestirse frente a él.

Hombre: (con acento español) ¿Qué esperas, crío? Termina de quitarte todo de una buena vez que no vive desde tan lejos para nada

Erick con una expresión seria en el rostro, no ve de otra que terminar de desvestirse.

FIN DEL FLASH BACK

Erick muy perturbado, empieza a llorar desconsolado en esa misma posición, acostado en la cama bocabajo, hasta que llega un momento en que se ahoga en su propio llanto y comienza a vomitar compulsivamente mientras se aferra de las sábanas.

CONTINUARÁ...